Fragmento de la obra “Nada” de Carmen Laforet y fragmento de la adaptación al cine.

Miré el reloj instintivamente.
— Me oyes como quien oye llover, ya lo veo… ¡Infeliz! ¡Ya te golpeará la vida, ya te
triturará, ya te aplastará! Entonces me recordarás… ¡Oh! ¡Hubiera querido matarte cuando
pequeña antes de dejarte crecer así! Y no me mires con ese asombro. Ya sé que hasta
ahora no has hecho nada malo. Pero lo harás en cuanto yo me vaya… ¡Lo harás! ¡Lo
harás! Tú no dominarás tu cuerpo y tu alma. Tú no, tú no… Tú no podrás dominarlos. Yo
veía en el espejo, de refilón, la imagen de mis dieciocho años áridos, encerrados en una
figura alargada, y veía la bella y torneada mano de Angustias crispándose en el respaldo
de una silla.

http://www.youtube.com/watch?v=QWL9o1QLERQ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s