Almudena Grandes: Derroche

29 ABR 2013

Señor Gallardón, usted lo sabe. Sabe que en el instante en el que su partido pierda el poder, una de las prioridades esenciales de su sucesor será abolir su reforma de la ley del aborto. La reforma que ha emprendido en contra de la voluntad mayoritaria de los ciudadanos. Una reforma que cumple, según sus declaraciones, una promesa electoral del PP, es decir, un artículo del mismo programa que el señor Rajoy incendia todas las semanas para encender el puro que se fuma después del Consejo de Ministros.

No le voy a preguntar si no le da vergüenza porque su respuesta me trae sin cuidado. Me da tanta vergüenza a mí, que con eso tengo bastante. Sin embargo, me gustaría subrayar que usted, desde el Gobierno paladín de la austeridad, del sentido del Estado y de la inflamada defensa de la marca España, ha emprendido, como el señor Wert, como la Mato —porque las sospechosas de corrupción no son señoras, sino presuntas delincuentes— el camino del derroche y el gasto superfluo, para acentuar un poco más la fragilidad de nuestra democracia.

Tampoco voy a defender la ley de plazos. No hace falta cuando hasta la mayoría de sus votantes la apoyan. Pero estoy cansada, amargada de vivir en un país anormal, donde nada progresa, entre otras razones, porque hay que cambiar la legislación de casi todo cada cuatro años, en un péndulo inmutable de rencores y desafíos. Usted ha vuelto a darle cuerda a la maldición del bipartidismo caníbal, aunque sin duda es consciente de que a su ley le quedan los mismos días de vigencia que a su persona en el Ministerio de Justicia. Por eso le voy a hacer otra pregunta. Si ya sabe que se la van a tumbar más pronto que tarde, ¿por qué derrocha en esa reforma el tiempo, el dinero y la energía necesarios para paliar, si no resolver, los auténticos, incontables problemas que tanto hacen sufrir a los españoles?

Comentario:

Organización de las ideas

Este texto es un texto de opinión del periódico El País, escrito por Almudena Grandes el día 24 del mes pasado. Podríamos dividirlo según los párrafos, pero el tema sería el mismo en los tres: Almudena Grandes ataca a un gobierno ineficaz y corrupto, que gobierna usando la ideología antes que el sentido común.

En este artículo de opinión vemos claramente la opinión de su autora, y no sólo eso, también leemos su frustración y su rabia ante un país que se viene abajo en todos los sentidos posibles.

Tema

La rabia de una persona que es gobernada por un gobierno ineficaz y corrupto.

Resumen

En este artículo, Almudena Grandes comienza hablando en concreto de la Ley del Aborto, que no deberían haberla quitado. Después ha criticado el derroche y el gasto superfluo de España, para “acentuar” la fragilidad de nuestra democracia, y finalmente es cuando vemos su impotencia ante el bipartidismo inútil que estamos viviendo.

Comentario crítico

Este es un artículo de opinión que he encontrado en la página web del periódico El País. Es un artículo actual, ya que apenas fue publicado hace un par de semanas, el día 24 de el mes pasado.

Su intención es dejar claro que está cansada de políticos inútiles que sólo piensan en ellos mismos, no piensan en el pueblo que están gobernando. Además observamos su opinión sobre el bipartidismo que se está viviendo en España: lo que uno hace, después llega el otro y lo deshace y hace todo lo contrario. Ese es el motivo por el cual nunca avanzamos, y estamos estancados respecto a los demás países.

Desde mi punto de vista, ya está bien de consentir este tipo de cosas. No podemos dejar que la corrupción se vea como algo normal: La corrupción debe ser castigada, ya sea de derechas o de izquierdas. Otra cosa que debería cambiar es el bipartidismo, ya que lo único que produce es inestabilidad en el gobierno, y no sólo en el gobierno, también en todo el país. Un buen ejemplo es la Ley del Aborto, que la izquierda aprobó, y que la derecha ha quitado, y que probablemente, cuando la izquierda vuelva, volverá a aprobar. Da la sensación de que están jugando con nosotros.

Anuncios

5 pensamientos en “Almudena Grandes: Derroche

  1. No soy partidario del aborto, por una postura ética. Es decir, ni lo practico ni lo recomiendo. No lo considero un derecho, a diferencia de la maternidad.
    Pero reconozco que ningún derecho puede imponerse ni tampoco se ejerce fuera del mundo, en un limbo sin circunstancias. La ley del aborto actual no puede sustituirse por un remedo como el anterior. Las mujeres son quienes deciden qué uso dan a su cuerpo. Es una realidad irreversible e irreductible, de nuevo, al dominio de una institución o de un varón.
    No soy quien para proponer límites, puesto que soy contrario al aborto. Pero entiendo, porque escucho, que la gran mayoría de las mujeres no abortarían si pudieran llamar hijo/a al ser que llevan dentro, es decir, desde que un/a niño/a puede sobrevivir al parto.
    El único modo de reducir o minimizar los abortos es dejar de perseguir a las mujeres por decidir no tener una hija o un hijo y, en cambio, promover una maternidad viable por medio de subsidios adecuados a la situacion económica de la madre. Lo demás es, quizá, una hipocresía o una intención errada.
    Por último, confieso no simpatizar con los ataques personales que pretenden desacreditar a quien habla para invalidar lo que dice, sin prestarle oídos.

  2. Hola, Exilio. De acuerdo con sus palabras.
    Si la última frase es por comentar acerca de lmudena Grandes, lo hago por la sencilla razón de que es ella la que se desacredita a si misma, no porque le niegue su libertad de expresión. Le presto oidos y ojos, pues me leo sus artículos, precisamente para saber cómo piensan.
    Un saludo.

    • No creo que la leas para saber cómo piensa, sino para regodearte en tu ataque a una persona que piensa de forma completamente diferente a ti. Te cebas con ella, quien te da pie para explayarte en tu sarta de reivindicaciones propias de la derecha más cabezota.
      Saludos.

  3. Pingback: Mis 10.000 primeras visitas (y II) | Semeharotolabarraespaciadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s