Comentario “Hospitalidad”: Elvira Lindo (8 MAYO 2013)

Deberíamos tener siempre a mano un catálogo de personas extraordinarias con las que uno se va encontrando por la vida, para no dejarnos llevar por la falsa creencia de que el mundo está plagado de gente despreciable. La pareja compuesta por Cuca y Roberto lo son, personas de inmensa calidad humana, como también lo es el jesuita Higinio Pi. Hay algo que les distingue del resto: si la mayoría de nosotros tendemos la mano en momentos difíciles a familiares o amigos que necesitan soporte económico y moral, ellos tres se dedican a amparar a desconocidos, a inmigrantes que deambulan por la calle tratando de buscarse un trabajo, una habitación donde dormir. Lo que encuentran en esas tres personas fuera de lo común es una familia y, a partir de ahí, son capaces de abandonar el trapicheo callejero con el que salían a flote para tratar de convertirse en ciudadanos legales. Este activismo lleva años ejerciéndose, aunque nosotros no tengamos conocimiento de ello, porque suele ser una característica de las personas verdaderamente generosas no airear su trabajo social.

Por desgracia, en estos días no han tenido más remedio que dar a conocer algo que hasta el momento han cumplido de manera discreta, dado que un artículo del nuevo Código Penal amenaza con criminalizar su humanitarismo “intencionado”; es decir, que usted o yo podemos echar una mano a un inmigrante siempre que sea algo ocasional, como quien le da una moneda a un pobre, pero ellos pueden ser castigados si deciden dedicar parte de su vida a aliviar las penurias de un ilegal y ayudarle a tener una vida digna. Como respuesta a esta sinrazón se ha creado una asociación, Salvemos la Hospitalidad, que lucha porque no se iguale judicialmente a los que trafican con seres humanos con aquellos que se dedican a ampararlos. Personas extraordinarias, como Cuca, Roberto o Higinio.

 

Comentario
Organización de las ideas

Este es un artículo de opinión de Elvira Lindo publicado en el periódico El País (de donde es columnista habitual) el 8 de Mayo de 2013. Este artículo de opinión puede dividirse en dos partes, que coinciden con la división externa del texto (dos párrafos):

– En la primera parte (primer párrafo), Elvira nos cuenta el caso de tres personas que ayudan desinteresadamente a las personas que lo necesitan de verdad, para que puedan volver a integrarse en la sociedad.

– En la segunda parte (segundo párrafo), nos cuenta el hecho de que se está elaborando una ley en contra de crear asociaciones que, desinteresadamente, ayuden a las personas.

Como podemos observar, este es un texto periodístico, aunque no estoy de acuerdo en este caso con que sea un artículo de opinión. Desde mi punto de vista, este es un texto claramente informativo, ya que Elvira no da su opinión, aunque se deduce cuál es. Se trata la noticia desde un punto de vista “neutral”, pero da un matiz de primera persona que nos hace saber que esa persona está en contra de dicha ley.

Resumen 

Hay ciertas personas que ayudan desinteresadamente a las demás, pero una nueva ley va a intentar evitar este hecho. Ante esto, se ha creado la asociación “Salvemos a la Hospitalidad”, para evitar que se anule esta ley.

Tema

Se crea una ley para terminar con la hospitalidad desinteresada.

Comentario crítico

Elvira Lindo ha sido una persona muy importante para mi infancia, ya que escribió los libros que yo leía cuando era pequeño: Manolito Gafotas. Esta serie de libros están caracterizados por tener una gran crítica social, aunque desde el punto de vista de un niño. Es una obra infantil, pero utiliza mucho la satírica.

En el caso de este artículo de Elvira, estoy de acuerdo con lo que dice. No se puede matar a la hospitalidad porque sí. Parece que el gobierno quiere tenernos siempre enfadados los unos con los otros, pero gracias a personas BUENAS de verdad, como estas personas, que ayudan a todo tipo de gente, podemos pensar que todos podríamos ser así y podríamos confiar un poco más los unos en los otros. En realidad todos deberíamos ser así, y los políticos deberían ser los primeros en serlo, pero como podemos comprobar, en el caso de la política cada uno tira para lo suyo. Desde mi punto de vista, el gobierno, como mínimo debería apoyar esta iniciativa, no censurarla. A ver con qué nos sorprenden esta vez…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s