Comentario de un artículo de opinión: Sátiras, de Jon Juaristi

Como se sabe, Martín Amis ha aconsejado a la administración laborista instalar en las calles del Reino Unido cabinas donde los ancianos podrían poner fin a su penosa e inútil existencia, si así lo deseasen, ingiriendo dosis gratuitas de martini envenenado, con o sin guinda. ABC recogía la noticia esta misma semana, a la vez que se hacía eco de la indignación que ha levantado tanto la propuesta del escritor británico como su advertencia de que, en caso de no llevarse aquélla a la práctica, las ciudades se verán anegadas en breve por muchedumbres de horribles vejestorios enloquecidos. A mí, escandalizarse por esto me parece sencillamente de hipócritas.
Porque lo que Amis ha perpetrado no es un crimen, sino una soberbia sátira en la tradición de Jonathan Swift, que recomendaba, como solución para terminar con el hambre en Irlanda, comerse a los niños de los prolíficos labradores católicos de la isla, preparados al chilindrón y con guarnición de patata autóctona. Aunque anglicano, el dublinés Swift no pretendía exterminar niños papistas, sino llamar la atención de sus lectores británicos hacia la miserable situación de la población rural irlandesa mediante una parábola salvaje y tremebunda. El hecho de que, un siglo después, Irlanda se despoblase a consecuencia de la peor hambruna registrada en la Europa moderna demuestra que pinchó en hueso.
Martín Amis no es sólo uno de los mejores escritores vivos de lengua inglesa, sino un moralista de antología y un luchador insobornable contra todo atisbo de tiranía o totalitarismo, en la estela del mejor Orwell. (…)
Detrás de la provocación de Amis se adivina al autor de la saga viajera de Gulliver, pero también el Borges de “Utopía de un hombre que está cansado”, relato sobre un mundo próspero, igualitario y nihilista donde sus habitantes, al llegar a la vejez, se encaminan voluntariamente hacia la cámara letal inventada por “un filántropo cuyo nombre, creo, era Adolfo Hitler”.
Ahora que los demógrafos nos predicen una Europa achacosa para dentro de treinta años (…), la parábola gamberra del escritor inglés saca la discusión del terreno de la planificación burocrática y la lleva a donde le corresponde, a un presente (…) que pone a los viejos ante la alternativa de convertirse en objeto de beneficencia o en objeto de resentimiento por parte de frondas juveniles, ávidas y sindicalizadas, como se está comprobando ya en España ante las tentativas políticas de prolongar la edad laboral. La insolencia de Amis resulta tan feroz como valiente y oportuna, aunque, como siempre, cuando un dedo señala la catástrofe, los imbéciles se apresuran a amputarle la yema.
JON JUARISTI, ABC, 31/01/2010

TEMA: Duda de cómo actuar frente al envejecimiento acelerado de la población en Europa.
RESUMEN:
La defensa de Martin Amis de instalar cabinas en las calles, donde los ancianos puedan terminar con su vida ha causado una gran indignación.
Sin embargo, el escándalo que ha suscitado la propuesta del escritor británico es una reacción hipócrita, pues su intención real es plasmar ante todos nosotros una crítica al estilo de Swift, que denunció la terrible situación de los campesinos en Irlanda con una invitación a comerse a los niños católicos. En el estilo e ideología de Amis influyen también autores como Orwell y Borges, en su lucha contra todo tipo de tiranía.
Esta audaz e irreverente llamada de atención obliga a Europa a buscar soluciones al problema del envejecimiento de su población, aunque muchos quieran ignorarlo.

ORGANIZACIÓN DE LAS IDEAS
La estructura del texto es circular, ya que presenta la tesis principal al comienzo, a continuación desarrolla la idea, y por último, retoma la idea principal en la conclusión final.
Podríamos dividir la columna de Jon Juaristi en las siguientes partes:
1. Primer párrafo: el autor manifiesta su asombro ante la indignación que han provocado las declaraciones de Martin Amis.
2. Segundo, tercer y cuarto párrafos: Jon Juaristi aclara la auténtica intención del escritor: la sátira y se refiere a la tradición literaria del género.
3. Quinto párrafo: se destaca el oportuno sentido en la actualidad de las palabras del escritor inglés.

COMENTARIO CRÍTICO
El texto que vamos a comentar es una columna periodística publicada en el periódico de tirada nacional ABC, firmada por el afamado escritor Jon Juaristi.
En él se trata un tema de gran actualidad: el envejecimiento acelerado de la población europea. Jon Juaristi presenta el asunto con una alusión a la medida propuesta por Martin Amis en el Reino Unido, medida un tanto grotesca, consistente en colocar cabinas donde los mayores puedan suicidarse, que ha causado gran indignación. La intención satírica queda clara en expresiones como “bebiendo martini envenenado, con o sin guinda”. Es decir, los ancianos son invitados a una copa “a cambio de desaparecer del mapa. El humor también está presente en expresiones como “muchedumbres de horribles vejestorios enloquecidos”. La intención ridiculizadota queda, pues, patente y la expresa el autor ya en el mismo título (“Sátiras”).
El periodista español defiende al británico en contra de la reacción general de la población, y justifica su postura relacionándola con otras propuestas esgrimidas en su momento por célebres escritores como Swift, Orwell y Borges. Porque argumenta que todos ellos no pretendían que sus “salvajes y tremebundas” medidas se pusieran en práctica, sino que, precisamente gracias a la exageración y dramatización del problema, nos hiciéramos todos más conscientes de la gravedad del mismo y de la necesidad de buscar soluciones. De esta manera, Juaristi usa los nombres de estos famosos autores como argumento de autoridad y hace más sólida su defensa de las ideas de Amis. Al mismo tiempo, demuestra un elevado grado de erudición al poder citar incluso fragmentos textuales de las obras de los escritores nombrados. Todos ellos en sus obras expresan su deseo de un futuro mejor y hacen un uso excelente de la ironía como arma crítica que impresiona y remueve la conciencia del lector, por ejemplo, cuando llama “filántropo” a Hitler por el invento de la cámara de gas.
El aspecto más conservador (debemos tener en cuenta la ideología del ABC) se pone de manifiesto al calificar a los jóvenes de “frondas resentidas, ávidas y sindicalizadas”, aunque esta frase ha de entenderse en el contexto de parábola provocadora y satírica que tiene todo el texto. Para terminar, el periodista se lamenta de la inclinación que la mayoría de las personas muestran a negar una realidad, incluso cuando es mostrada con lucidez.
En mi opinión, la causa más importante del elevado número de ancianos en Europa, es el enorme avance en Medicina y en el sistema público de atención sanitaria. A pesar de ello, debemos mencionar que en la mayoría de los casos si bien se ha conseguido que los mayores vivan más tiempo, pero con una escasa calidad de vida. No estoy segura de si se puede considerar vivir el estar tumbado durante años en una cama, no recordar nada, no poder llevar una existencia autónoma, etc.
En definitiva, la propuesta que realiza Amis no me parece tan disparatada, ya que cuando un anciano esté cansado de vivir (o de no vivir), puede tener la opción de acabar con esa carga de forma indolora. Aquí entraríamos en el debate sobre la eutanasia, tema complejo y que encierra tantos matices que requerirían una reflexión más extensa. A modo solo de apunte podríamos señalar las dificultades de enfrentarnos a la propia muerte y a la de los seres queridos, el incremento de la población mundial que pone en peligro la sostenibilidad del planeta…. Cuestiones todas ellas de gran profundidad y que, tal como nos quieren hacer ver Martin Amis y Jon Juaristi, debemos abordar con valentía y sin actitudes hipócritas.

Anuncios

Un pensamiento en “Comentario de un artículo de opinión: Sátiras, de Jon Juaristi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s