ENTRE TODOS

ENTRE TODOS

Reparé en su tuit por casualidad, como quien abre una botella con mensaje que las olas han depositado sobre la orilla. “Mis dos niños buscan Rey Mago para tener regalos esta Navidad. Nosotros no podemos”. Me llamó la atención y le pedí más datos. Se llama Zuriñe Coronado, tiene 38 años y vive en Pamplona. Su marido (operario de la construcción) está en paro; ella, pintora y administrativa, lleva dos años sin trabajar porque está enferma. “De momento pagamos la hipoteca y los gastos, por lo que veo a mi alrededor eso es un lujo, pero aunque me siento afortunada por poder ir tirando, hay algo que me pesa en el alma: no quiero ni imaginar unas Navidades sin regalos para mis hijos”. Tiene una niña de seis años y un crío de dos. “Por eso estoy pidiendo a diestro y siniestro que alguien me ayude. Podrían ser juguetes que otros niños no usan. O una tarjeta regalo de una juguetería”.

Ahora déjame que te diga algo por si aún no lo sabes: el Estado de bienestar se acabó para siempre. Sí, desde luego, hay que protestar y exigir a los gobernantes una mejor gestión de los recursos, pero también hay que reforzar la sociedad civil y asumir nuestra cuota de compromiso individual. Tenemos que levantarnos cada día pensando en qué podemos hacer para paliar la carnicería de esta crisis. Y no te equivoques: esto no es “ñoña caridad”, como aseguran los viejos prejuicios de una izquierda estatalista, sino pura y simple responsabilidad social. Por ejemplo, volvamos a Zuriñe: su caso ya está solucionado, pero, ¿cuánta gente se encontrará en su misma situación? Hemos abierto un grupo de Facebook titulado Ni un niño sin juguetespara facilitar el reciclaje de juguetes usados para estas Navidades. También hay un teléfono: 638 919 894. Si quieres dar juguetes, o si los necesitas para tus niños, llama. Entre todos podemos.

Rosa Montero, EL PAÍS

COMENTARIO DEL TEXTO

 

Este texto es un Texto argumentativo perteneciente al género periodístico, subgénero de columna, firmado por la periodista y escritora Rosa Montero, esta escritora es muy conocida en este periódico, es habitual  ver  artículos suyos en este periódico.

La principal  intención de la autora es  mentalizar a la población de  que en la mala situación que nos encontramos no podemos solo pensar en nosotros  mismos sino que tenemos que pensar  en que seguro que hay  mucha gente  peor que nosotros y por eso   a la vez que nos preocupamos  por  nuestros familiares, amigos y nosotros mismos debemos de prestar atención a los  demás, el tema que toma  es totalmente actual  y el principal objetivo de Rosa  Montero es creer en  los lectores  una pequeña iniciativa para que comencemos a   no ser egoístas  el papel de  la autora del texto  se puede asemejar a filósofos de la talla de Marx  si  pensamos su idea  de un estado de iguales  en los que todos se ayudan y actúan por el bien de otros. Otro motivo de este texto es  promocionar la  plataforma creada por    las redes sociales llamada Ni un niño sin juguetes por la que de nuevo se intenta   infundir a la población un  toque de  solidaridad y empatía.

Al ser una columna  la autora  se puede permitir dar opiniones  propias y adjetivos valorativos con el objetivo de intentar  calar mas hondo dentro de los lectores.

El lenguaje utilizado  es un lenguaje coloquial-formal  y suele utilizar  palabras  actuales como crisis, recursos o gestión. Pero siempre  en un lenguaje  bastante cercano para  mostrar que el problema  está mucho más cerca de  lo que  creemos. Otro elemento a tener en cuenta  es el hecho de que se utilizan  datos  y experiencias ciertas, esto hace que el problema sea más cercano aún, mostrando  la veracidad de este hecho y  sus consecuencias.

Aunque sea  duro   es cierto que  numerosas personas  son conscientes de  esta mala situación  y su actitud es la de mirar hacia otro lado ya que  o no les interesa o  prefieren mirar  continuamente para sus interés, la sociedad  actual siguiendo con el símil de Marx   podríamos decir que la sociedad  está “alienada” este es un término que el mismo usaba  refieriéndose  a que  esta sociedad  no está  en su  estado natural sino que esta  en un estado anormal el cual hace que los individuos  no actúen de manera correcta   y que no se  preocupen por sus vecinos, la única  manera de solucionar este problema es  concienciando a la población de esta mala situación y  haciendo que se  den cuenta  de  que  la acción de ayudar a los vecinos no es una  opción si no una obligación.

Ami parecer me resulta increíble  que estas personas  no reciban  toneladas de ayudas,  yo soy el primero que   justo al dejar de usar cualquier tipo de juguete lo dono a la caridad o a cualquier organización  que los reparta a niños desfavorecidos.

En mi opinión  la principal solución a este problema sería   la  toma de conciencia a los niños por parte de los padres y de la enseñanza pública debido a que a esta edad es cuando son mas  influenciables y podemos convertirlos den buenos  ciudadanos. Creo que de esta manera, poco a poco, se conseguirá  crear una sociedad mucho  mas  solidaria y este tipo de  problemas no  los haya el día de mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s